casa inteligente y domotica

.

.

.

iluminación inteligente

.

.

.

luz inteligente

.

.

.

clima inteligente

.

.

.

.

.

.

puerta inteligente

.

.

.

.

.

.

cortinas inteligentes

.

.

.

.

.

.

seguridad inteligente

.

.

.

te imaginas controlar tus dispositivos asolo con la vos.

ahora es posible.

con nuestros aparatos es muy facil configurar la iluminacion, cortinas, puertas y clima con ok google o amazon alexa para que no te buelbas a parar de la cama a buscar el control del aire o a la pared a al apagador de la luz

 

 

con mas de 8 años de experiencia y nuestra garantía amplia estamos seguros cuando desdimos que somos tu mejor opción para automatizar tu hogar.

La batalla digital está declarada, ¿Google Home o Amazon Alexa?

La mayoría de las personas está familiarizada con los sistemas de asistencia digital. El mejor ejemplo es Siri, el asistente virtual que forma parte de Apple y que está integrado en los dispositivos inteligentes IOS. Pero los que llevan la batuta actualmente son las líneas de Google Home y Amazon Alexa.

Google Assistant y Amazon Alexa son los dos asistentes digitales más populares. Pero dicha asistencia ya no se limita únicamente a facilitar el manejo de un teléfono inteligente, ahora el objetivo es lo que se ha dado en llamar domótica.

La domótica (del latín «domus«, casa), es el encuentro de la tecnología de la información, la electrotecnia y la posibilidad de hacer un hogar «inteligente».

Es la herramienta que nos permite controlar sistemas, dispositivos y automatizaciones para aumentar la calidad de vida y confort en tu casa inteligente. Pero esto va más allá: un edificio comienza a desarrollar su propia inteligencia y se caracteriza por la forma en que la tecnología se integra a su capacidad de satisfacer las necesidades de sus habitantes

En resumen, para empezar, entendamos a la domótica como aquello que se refiere a la electrónica y la aplicación de la información en la vida doméstica.

Existen diversas industrias tecnológicas, pero es un hecho que en cuestión de técnicas de automatización, Google y Amazon, son los líderes que actualmente se disputan el control de tu sala, de tu cocina y, por supuesto, de tu dormitorio. La pregunta es ¿quién te ofrece los mejores resultados en cuestión de asistencia de inteligencia artificial?

Google asistant versus amazon Alexa

Pongamos claras las cosas: Google Assistant es el software de inteligencia artificial (IA) con el que hablas cuando utilizas un altavoz de Google Home o cuando presionas el botón de inicio en los más reciente teléfonos Android. Es, por decirlo de alguna manera, el Siri de Google.

Por otro lado, está Alexa. La tecnología de Amazon equivalente a la de Google, con la que puedes interactuar a través de un altavoz inteligente de Amazon Echo o un control remoto de Fire TV.

Gracias a sus respectivos procesadores, en ambos casos podrás darle las instrucciones necesarias para bajar las luces, activar el aire acondicionado, o bien, adecuar tus cortinas inteligentes, entre muchas otras funciones.

Pero existen características en cada una de estas tecnologías, que las hacen mejor en una u otra área, dependiendo de sus capacidades.

Por ejemplo, aunque Alexa ha mejorado su potencial al interpretar preguntas, Google Assistant cuenta con la garantía de ser el líder en Big Data, por lo que en este tema es más probable que Alexa nos responda con un «lo siento, no conozco esa respuesta».

Por lo tanto, Google Assistant estará más cerca de parecerse a esos anhelados dispositivos que grandes futuristas nos han propuesto en nuestras películas favoritas de ciencia ficción.

Sin embargo, Alexa cuenta con muchas otras habilidades, entre ellas destaca su capacidad para interactuar con otros servicios.

Dado que estas plataformas de IA están cambiando rápidamente, es incierto determinar sus capacidades o alcances, incluso en un futuro cercano.

Características exclusivas

Cada sistema posee características especiales que conviene considerar. Chromecast, para el caso del Asistente de Google, por ejemplo, te permite tomar el mando a través de tu televisor. Chromecast es un dongle o adaptador de multimedia económico que funciona conectándose al puerto HDMI de un aparato televisor.

En ese sentido, entre las alternativas que ofrece Amazon están el Fire TV Stick y el nuevo 4K Amazon Fire TV. Estos son dispositivos de TV más amigables que tienen una interfaz completa en pantalla y que incluyen un control remoto. Además de operar tu Netflix, podrás jugar y descargar infinidad de aplicaciones, ya que Fire TV se basa en Android, y te dará acceso a su gigantesca variedad de temas y extensiones.

En el caso de Alexa, llega con los nuevos controles remotos de Fire TV. Estos cuentan con un micrófono para solicitar contenido a través de un comando de voz. Este dispositivo es más recomendable para aquellas personas que poseen televisores no inteligentes, o aquellos con interfaces inteligentes más antiguas.

Sin embargo, Chromecast cuenta con una integración mucho más cercana con tu teléfono, aunque es menos accesible.

Google asistant versus amazon Alexa

La forma más común de interactuar con Google Assistant o Alexa es a través de un altavoz inteligente. El asistente puede estar disponible de manera más sencilla en el teléfono, aunque su uso es más común en casa que en la calle.

La forma más económica de conectarse con Alexa es con un Echo Dot 2, un altavoz circular con un aro LED en la parte superior. Está disponible en blanco o negro, aunque no es exactamente el dispositivo más atractivo que existe. La luz en la parte superior se ve limpia y la sensibilidad del micrófono es excelente, aunque su calidad de sonido es pobre, por lo que no es recomendable para escuchar música.

En cambio, el mini altavoz de Google Home posee un mejor aspecto, con una rejilla superior que cubre sutilmente sus LEDs. Este altavoz suena mejor que el Echo Dot 2 de Amazon, con bajos más robustos y completos.

El Echo 2 llena un hueco en precio entre el Echo y el Dot original (ya descontinuado). Todavía no hay nada en Google a este precio. La calidad del sonido es mucho mejor que el Dot, pero no está a la par con el Sonos One, y aunque no es recomendable para los oídos más exigentes al escuchar música, sí será útil como radio de buró o de cocina de próxima generación.

El altavoz original de Google es el Home. Es una unidad cilíndrica con una cuña recortada en su parte superior. Al retirar la rejilla inferior se tiene acceso a un controlador de 5 cm y dos conos. El sonido no se compara con los mejores altavoces inalámbricos en el precio, pero la calidad de sonido es bastante aceptable.

Probablemente el Echo Plus sea el mejor de entre los primeros altavoces inteligentes que aparecieron a principios de 2018. Este adopta el diseño del Echo original y lo ajusta un poco. Hay detalles atractivos y proyección de sonido. Colócalo en un escritorio o mesa y será un buen reproductor de música casual. Sin embargo, para una mejor calidad, el Sonos One lo supera en calidad por un buen margen.

El asistente digital más dinámico, el Echo Show, es un altavoz, pero también posee una cámara y una pantalla capaz de mostrar citas y material de Amazon Prime, entre otros resultados. Su calidad de sonido no equivale al del Echo Plus, pero es una interfaz muy ordenada que será muy útil, por ejemplo, en la cocina.

Una interesante funcionalidad opcional es el Drop In, que permite conectarte al instante entre tus dispositivos o con tus contactos de Alexa. Esto permite chatear con amigos y familiares o dar un vistazo a través de la cámara, aunque es esto último lo que a muchos asusta.

El Sonos One, como ya decíamos anteriormente, es un pequeño altavoz inalámbrico de excelente calidad que supera tanto al Google Home y al Amazon Echo Plus por su calidad de sonido. Sin embargo, sus micrófonos no son tan sensibles, limitando su respuesta a mayor distancia o con ruido ambiental.

amazon Alexa 

Amazon ha sido tradicionalmente el líder en el hogar inteligente desde que introdujo su primer altavoz Echo en 2014. Ahora cuenta con siete altavoces y pantallas inteligentes para elegir. Basta decir «Alexa» y despertar a tu bocina inteligente para luego poder solicitarle direcciones, pedir comida e incluso encender las luces o ajustar el termostato.

Alexa ya es un conversador bastante fuerte, pero depende de su palabra de activación para iniciar una nueva línea de diálogo. Por ejemplo, si dices «Alexa, ¿qué cortinas inteligentes están totalmente abiertas?” Luego tendrías que decir «Alexa» otra vez antes de solicitar que el asistente de voz «ajuste todas las cortinas al 50 %».

Sin embargo, Amazon ha logrado introducir dos novedades que podrían hacer que el lenguaje natural de Alexa sea aún más inteligente.

Una de estas novedades consiste en que Alexa maneje más de una solicitud relacionada, sin que tengas que repetir «Alexa». Para lograrlo, Amazon promueve concursos de desarrollo tecnológico en universidades, como el “Alexa Prize Socialbot Grand Challenge”, en el que se alienta a los estudiantes e investigadores a desarrollar los llamados robots sociales que ayuden a trabajar en el incremento de las capacidades de lenguaje natural de Alexa.

La Universidad de Washington, Seattle, ganó este concurso en 2017. Su robot social conversó durante un promedio de 10 minutos y 22 segundos. Al desarrollar bots que pueden participar en conversaciones más largas, la esperanza es que estos grupos de estudiantes ayuden a encontrar las mejores formas de mantener conversaciones más largas con Alexa.

 Google asistant

Google Assistant aparece en cinco de los principales altavoces inteligentes y pantallas, siendo su tecnología el cerebro detrás de esos dispositivos. A diferencia de Alexa, cuyas bocinas inteligentes responden con el nombre del equipo como la palabra de activación determinada, los dispositivos del Asistente de Google responden a las frases «OK, Google » y «Hey, Google«.

Al igual que Alexa, puedes preguntar al asistente de Google sobre el clima, el tráfico o las noticias. También está bien capacitado en términos de conversaciones en lenguaje natural.

Google también ha presentado recientemente algo llamado «Dúplex en la Web», un seguimiento de su software Dúplex que habilitaría una voz humana de IA en el otro extremo de la línea telefónica para realizar llamadas y hacer citas, reservaciones y más, con una calidad tan buena que pareciera que se está hablando con una persona real.

Un caso, las cortinas inteligentes

Actualmente existe una gran cantidad de opciones para controlar las persianas de forma remota, y por supuesto, un punto importante es su compatibilidad con los últimos asistentes de voz, incluidos Amazon Alexa y Google Assistant.

Las persianas o cortinas inteligentes no son de fácil ajuste. La mejor recomendación será la que el proveedor de cortinas te haga, ya que influyen detalles muy específicos como el tamaño, el tipo de sistema y peso, entre otras características menos significativas en la operación, como puede ser el modelo o el color.

Aunque es posible solicitar persianas eléctricas a la medida, cada vez más se hace posible automatizar las tradicionales, aquellas más antiguas que pueden adecuarse para convertirse en inteligentes.

Aprovechar estas ventajas generalmente significa tener una persiana enrollable con un mecanismo de cadena, pero existen en el mercado diferentes motores que se pueden usar para automatizar un sistema que eventualmente podrás integrar con la tecnología de Smart home.

Ahora bien, si estás dispuesto a pagar el precio, existen algunas marcas que bien podrían destacar como las de mejor reputación. Una de ellas es Somfy, con más de 50 años y adaptándose a la tecnología de vanguardia.

Somfy puede ser conectada al dispositivo myLink, para controlar las cubiertas de tus ventanas, incluida Amazon Alexa, con comandos de voz para controlar tu sistema remotamente, o bien, a través del smartphone a distancia, para que al llegar a casa el ambiente esté listo.

Otra marca recomendable es Lutron Serena, cuyos productos ya funcionan directamente con el asistente de Google asistant o con Amazon Alexa. Su sitio web tiene una herramienta que te permite diseñar tus persianas, ventana por ventana, y están disponibles en los sistemas de panal y rodillo.

Puedes elegir el control remoto propio de la compañía, la opción de casa inteligente que requiere la compra del puente inteligente Lutron, o ambos.

Al final es el propio usuario el que determina qué dispositivos se adaptan mejor a sus necesidades, La gama de posibilidades es amplia en cortinas inteligentes, pero es solo un ejemplo de los artículos que puede administrar un sistema de casa inteligente.

Este fascinante mundo está en plena ebullición, por lo que día a día se van ajustando las normas y creando nuevas posibilidades en donde Google Home y Amazon Alexa parten el queso. Hoy uno de estos sistemas puede ser mejor que el otro en algunos dispositivos, y mañana podría ser a la inversa. Ya se verá y tú podrás hacer tu elección.

focos inteligentes