casa inteligente y domotica

.

.

.

iluminación inteligente

.

.

.

luz inteligente

.

.

.

clima inteligente

.

.

.

.

.

.

puerta inteligente

.

.

.

.

.

.

cortinas inteligentes

.

.

.

.

.

.

seguridad inteligente

.

.

.

te imaginas controlar tus dispositivos asolo con la vos.

ahora es posible.

con nuestros aparatos es muy facil configurar la iluminacion, cortinas, puertas y clima con ok google o amazon alexa para que no te buelbas a parar de la cama a buscar el control del aire o a la pared a al apagador de la luz

 

 

con mas de 8 años de experiencia y nuestra garantía amplia estamos seguros cuando desdimos que somos tu mejor opción para automatizar tu hogar.

casa domotica inmotica domotic domo 

Guía rápida para ahorrar energía con una casa inteligente domotica inmotica domotic

Hoy prácticamente cualquier hogar puede ser un hogar inteligente, ya sea un pequeño departamento o una mansión. Lo que se hace imprescindible es su gestión a través de los sistemas Amazon Alexa o el asistente de Google asisitant , y lo que hace la diferencia es la forma en la que los programamos.

Y es que automatizar una casa no solo te hace la vida más fácil y conveniente, también te puede representar un ahorro de energía que se traduce en dinero, siempre y cuando sepas cómo.

Nuestros hábitos de estilo de vida no ayudan mucho: dejar las luces encendidas cuando salimos de las habitaciones, olvidarnos de apagar los televisores o las computadoras cuando no están en uso, todo ello genera un desperdicio de energía y costos más altos.

Cambiar estos hábitos puede ayudar a ahorrar energía, pero es más fácil decirlo que hacerlo. Afortunadamente, muchos propietarios de viviendas están recurriendo a la tecnología inteligente para ahorrar energía.

Como funciona el ahorro en un hogar inteligente casa inteligente domotíca

De acuerdo a los expertos, el hogar inteligente promedio podría reducir hasta en un tercio la factura de energía actual al adaptar correctamente los aparatos, equipos y controles ambientales, y gestionándolos de manera adecuada.

Por supuesto cada hogar es diferente, y dependiendo de su posición geográfica tendrá mayor o menor uso de dispositivos de consumo, como son la calefacción y el aire aconcicionado. Aquellos smarthomes que se ubican en lugares con climas más extremosos demandarán mayor uso de ambos sistemas y eso sí que aumenta la cuenta de luz.

Al final todo suma, pero si haces lo correcto, en vez de sumar, restarás algo a tu gasto. Por eso a continuación te daremos algunas sugerencias de cómo automatizar correctamente tu casa para ahorrar energía.

Aire acondicionado y calefacción

Como ya explicábamos anteriormente, la factura de consumo de energía es principalmente inflada por el consumo de los sistemas de aire acondicionado y calefacción. Un termostato programable ofrece la flexibilidad y la potencia para controlar el clima en tu hogar de manera eficiente ahorrando energía y reduciendo así el gasto mensual.

Anteriormente se acostumbraba salir por la mañana al trabajo y dejar que el clima acondicionado estuviera trabajando en nuestra ausencia, para que al llegar pudiéramos disfrutar del clima ideal. No todos pueden soportar ese gasto.

Hoy eso no es necesario. Con un termostato programable es posible ajustar la temperatura a diferentes niveles durante los horarios que se establezcan, no solo por día, sino durante toda la semana o más si se desea.

Por ejemplo, durante el invierno, puedes ajustar la temperatura al interior de la casa a un nivel más bajo cuando estás en el trabajo y la residencia se encuentra desocupada. Esto puede significar un ahorro de hasta tres mil pesos al año, claro que, como ya señalábamos, la zona de una vivienda define el nivel de necesidades del clima artificial.

Con la tecnología de automatización del hogar puedes disminuir la configuración del termostato y regular la temperatura desde un teléfono inteligente, ya sea desde tu cama, o mientras te preparas para salir del trabajo. Es posible programarlo e incluso avisar cuando algún problema se presente.

Existen marcas en el mercado, como INSTEON, que ofrecen un sistema de control fácil de instalar y que no requiere de experiencia previa en sistemas de automatización, capaz de ser controlado desde cualquier smartphone, tableta o computadora y sin pagar cuotas mensuales.

Este sistema se controla también a través de comando de voz, específicamente con Google Assistant, aunque hay una extensa gama de equipos que trabajan con Alexa.

El arte de automatizar los tiempos

Los temporizadores automáticos existen desde hace mucho, pero la tecnología actual, asociada a la inteligencia artificial, ha permitido desarrollar interruptores que trabajan casi por sí solos. Y decimos que casi, porque todavía es necesario poner de nuestra parte para que hagan su trabajo, aunque hacerlo no es gran cosa.

Un dispositivo te ayudará a programar los temporizadores para encender las luces mientras estás de vacaciones, se encargará de que la luz del pasillo se encienda con la puesta del sol y que se apague con el alba. Podrá encender la luz de la cochera instantes antes de tu llegada a casa e incluso seguir patrones predefinidos de iluminacion de acuerdo a las circunstancias del momento.

Se trata de interruptores que simplemente se conectan a una toma de corriente y que además cuentan con una o dos tomas de USB. De esta manera cualquier dispositivo que se conecte al interruptor tendrá una fuente de energía programable.

Su acceso es remoto, controla y supervisa los dispositivos desde prácticamente cualquier lugar a través del mobil y pueden programarse de acuerdo a rutinas establecidas, ahorrando energía. Un ejemplo de este artefacto es el de la firma Simply Smart Home, adaptable a sistemas de comando de voz tanto de Google Assistant como de Amazon Alexa.

Sensores de movimiento, no más iluminación inútil

Los sensores de movimiento (o detectores de movimiento), no solo son utilizados como una herramienta clave del sistema de seguridad, para detectar el momento en el que alguien entra en un hogar cuando no debería.

También evitan el despilfarro de luz, ya que es muy común olvidar apagar los interruptores de las habitaciones. Con los sensores de movimiento las luces se apagarán automáticamente cuando el espacio esté desocupado por un determinado período de tiempo.

Es ideal para cocheras, pasillos y baños. Estos sensores pueden reducir los costos de iluminación hasta en un 50 %. Haz cuentas.

Atenuador de luz

Conocido por muchos como dimmer, este dispositivo permite regular la intensidad de una o varias fuentes de luz. Con este tipo de atenuadores inteligentes, es posible ajustar previamente los niveles de brillo para que coincidan con la ocasión.

Su instalación es realmente sencilla, ya que se colocan en lugar de los interruptores tradicionales del hogar. Basta quitar el antiguo y poner el nuevo, pero con una salvedad: este tipo de aparatos no funcionan con luces de neón; aunque existen ya opciones en el mercado, estas todavía son muy caras y no están disponibles en cualquier marca.

Con el buen uso de un atenuador, no solo estaremos mejorando nuestra luminotecnia ambiental, también estaremos ahorrando al reducir el consumo de energía.

Algunos proyectos para empezar

Si aún no te has sumergido al mundo del smarthome, las luces inteligentes son un buen tema para iniciarte, y hay quienes opinan que lo más recomendable es que tu primera adquisición sea controlada por un equipo Android.

Existen kits de iluminación para estrenarte en el mundo de la domótica como el Phillips Hue White, con un costo de alrededor 1,500 pesos.

Para muchos tal vez parezca un poco elevado el precio, pero hay que considerar que el equipo cuenta con un centro principal de mando, al que eventualmente se le podrán ir agregando otros focos a un costo aproximado de 200 pesos, por lo que el pago inicial será el fuerte.

No hay que verlo como un gasto, sino como una inversión, ya que son bombillas de muy bajo consumo y de gran duración, además, las luces Philips Hue son tan sencillas de colocar como atornillar un foco. Esto también los hace ideales para aquellos quienes rentan vivienda y no están dispuestos a invertir en un nuevo cableado. Si te mudas, te llevas contigo tu equipo de luminarias inteligentes.

Otra buena idea para iniciar es uno de los productos más útiles en el hogar, se trata de una cámara de video wifi.

Existen miles en el mercado, por lo que adquirir una no tiene por qué ser muy oneroso, como la WyzeCam, que por menos de 700 pesos ofrece calidad HD de 1080p, visión nocturna, detección de movimiento con notificaciones, audio bidireccional y almacenamiento de video gratuito. Incluso puede detectar sonidos únicos como una alarma de humo y avisarte si te encuentras lejos de casa.

Su campo de visión de 110 grados no es lo mejor en el mercado, pero por el precio de esta cámara difícilmente podrías quejarte, además de que significa una gran adquisición para los recién ingresados al mundo de la domótica. Sin duda una buena forma de vigilar el hogar y ahorrar bastantes pesos.

Opciones económicas

Y como no hay hogar inteligente completo sin asistente de voz, tanto Amazon como Google han diseñado sus respectivas versiones más económicas: el Echo Dot y el Google Home Mini, ambos con un precio por debajo de los mil pesos.

No todos pueden actualizar todos sus dispositivos a la vez. Afortunadamente, con los enchufes inteligentes, es posible convertir cualquier producto eléctrico en un dispositivo inteligente.

Los enchufes inteligentes se pueden controlar desde el teléfono inteligente o se pueden vincular al asistente doméstico. Una vez instalados, los mejores enchufes inteligentes pueden encender y apagar los dispositivos al mismo tiempo que monitorean el uso de energía de cada dispositivo.

Es importante señalar que esta tecnología de la casa inteligente ha ido perfeccionando sus comandos, a tal grado de que prácticamente han desaparecido los llamado hubs o concentradores de mando gracias a los asistentes de voz como Google Home y Alexa que, además, hacen más divertido su manejo.

¿Es en verdad necesario?

Instruimos al sistema a través de la voz y podemos pedirle que realice una búsqueda, solicite comida rápida o nos informe del clima; bastará, en el caso del asistente de Google, con un “ok google”, el comando de voz reconocerá tu voz y solo hará lo que tú le digas.

Al igual que un concentrador inteligente, todos los dispositivos conectados a tu asistente de voz pueden controlarse desde una sola aplicación. Eso es mucho mejor que recordar qué aplicación del fabricante controla un dispositivo.

Y, aunque algunos podrían decir que nadie necesita hablar con una casa para controlar las luces, espera a tener las manos ocupadas con algún paquete mientras entras a la cocina a oscuras y te convencerás de la gran utilidad que esto puede tener. No querrás volver a tener que molestarte en oprimir un interruptor.

Para tomar en cuenta

No por ser “inteligente”, un dispositivo ahorra energía. Hay ciertos equipos que han sido diseñados para ahorrar energía, y ahí está la clave del asunto, aunque muchas veces, a pesar de estar diseñados para el ahorro, no se les da el uso correcto.

Por otro lado, no podemos negar que estamos siendo los conejillos de indias de la tecnología aplicada a los hogares, donde aún no se potencializa al máximo sus capacidades y, por supuesto, se convierte en un producto menos accesible para el grueso de la población.

Sin embargo, ya podemos notar una gran tendencia en el sector de casas inteligentes, donde sus dueños, por ejemplo, producen su propia electricidad por medio de un sistema fotovoltaico en el techo. De esta manera se están sentando las bases, donde el control inteligente de los servicios de construcción garantizará en un futuro que la electricidad no utilizada se almacene o se use para dispositivos cuya fuente de alimentación pueda ser intercambiada.

En conclusión

Las aplicaciones de los dispositivos en hogares inteligentes permiten a los usuarios hacer un seguimiento del uso de energía a lo largo del tiempo, invaluable dato para tener una estimación real de cuánto se está pagando por lo que se ha conectado. De tal modo que impacte en el comportamiento del consumidor y ayude a las personas a ser más conscientes de la energía y, a la larga, a ser verdaderamente responsables.

Es, por decirlo de alguna manera, apropiarnos de la tecnología en beneficio de nuestro entorno y no solo por diversión.

Hasta aquí hemos presentado algunas estrategias de ahorro de energía para hogares, con el objetivo de reducir el consumo de energía y, por extensión, el pago de la factura de luz. Las casas inteligentes ofrecen muchas formas de mejorar la eficiencia de los electrodomésticos y evitar el desperdicio de energía, brindando a los propietarios el control sobre sus electrodomésticos como nunca antes.

Nuestra mejor recomendación está en integrar los avances tecnológicos basados en los comandos de voz como Alexa Google, siempre con la consigna del ahorro, no solo a la hora de adquirir un producto, sino en su funcionamiento para reducir consumos innecesarios de energía.0​